mein Kampf vol.I

Como bien sabeis, desde agosto de 2008 hasta enero de 2009 estuve viviendo en casa de la bruja de Bensheim y ya a finales de setiembre empecé a notar la imperiosa necesidad de largarme de allí como fuera.

No había nada que hacer, la bruja se aprovechaba de aquella situación mandándome hacer tareas extras e incluso me privó de cierto pacto que habíamos acordado: pagarme el transporte hasta la VHS que estaba en el pueblo vecino.

En Bensheim no había nada. Ni cine, ni lugares dónde poder relacionarte con la gente… Llegué al punto que mis dos únicas distracciones eran ir a visitar a Anja (gracias a la cual pude mantener mi cordura durante aquellos meses) o bien irme al Obimarkt (una especie de Leroy Merlín.

Me pasaba los fines de semana en blanco, me aburría. Estaba apática y fue por mediados de octubre cuando decidí ponerle fin a esa situación, y tenía que hacerlo YA!

Se me antojaban 2 posibilidades: regresar a Barcelona o buscar una nueva familia de acogida.

Orgullosa como soy, rechacé la primera. Me había propuesto estar un año en Alemania y lo iba a hacer pasara lo que pasara.

Así que tras esta breve reflexión, me registré de nuevo en várias webs de au-pairs y familias alemanas que buscaban au-pairs y dejé que la suerte marcara mi camino.

Esta vez tenía a un aliado virtual: Jörg.

Conocí a Jörg en un portal de internet y me llevaba genial con él (de ahí que dudo que os sorprenda cuando os diga que él se convirtió en mi mejor amigo por tierras germánicas 🙂 ).

Me aconsejó la zona de Nord-Rhein Westfalen, por consiguiente me puse a buscar familiar de aquella zona y tras enviarles mi CV, crucé los dedos.

Tenía miedo. Tenía miedo de que no me seleccionaran por el hecho de marcharme de la familia con la cual trabajaba, pero para mi sorpresa hubo un montón de familias que se interesaron en mi perfil.

Hubo una que me dió buen rollo des del principio y que para mi sorpresa se convirtió en mi familia de acogida definitiva y con cuyos “monstruitos” me lo pasé genial. Fue una gran decisión.

Una vez tenía los cabos atados (tenía 3 familias que me habían confirmado plaza, solo me faltaba conocerlos in situ), me armé de valor a finales de octubre y le solté el bombazo a la bruja, eso si, como la conocía como nadie, me leí bien mis derechos y obligaciones como au-pair.

Al soltarle la noticia, la bruja puso ojos como platos e incluso vi un amago de llanto, que cesó cuando vio que el chantaje emocional no tenía ningún tipo de efecto en mi.

Intentó decirme que no le podía hacer eso y que si había leído el contrato de au-pair. Debo decir, que aquel momento lo saboree como nunca. Cogí aire y con un tono de voz frío y seguro, le espeté que sí, y que siempre y cuando le diera un mínimo de 15 días lo podía hacer… y le dije que no le daba 15 sinó 45.

La bruja se sentía impotente, y tras algún que otro amago más de convencerme, intentó convencerme para que no lo hiciera. Finalmente aceptó su derrota y los siguientes días que quedaban antes de mi fuga a NRW, intentó hacerme la vida un infierno.

Me mandaba más faena de la cuenta, me echaba bronca por cualquier chorrada, me llegó a decir que determinado queso no me lo podría permitir cuando viviera sola en Alemania por ser una pobre inmigrante española, que cobraría poco (a lo cual le respondí cortando una cantidad enooooorme de ese queso, metérmelo en la boca y masticarlo como una cerda mientras le decía: oh vaya, pues mejor que aproceche ahora que puedo, no?)…

Mi respuesta a sus ataques eran demoledoras. Conocía sus debilidades, y tenía incluso un documento word que miraba todas las noches para saber como reaccionar en cada situación.

Yo conocía sus debilidades, ella desconocía las mías, no tenía nada que hacer.

Me limité a dejar que cayera en sus propias trampas.

Hacía mis tareas mejor que nunca, por lo cual no podía atacarme por allí. E incluso tuvo que escuchar como su marido decía “Marta trabaja realmente bien estos días”.

Cuando los críos se rebotaban conmigo, me limitaba a pasarle el parte. Ella me echaba bronca, pero cuando llegaba el finde y le hacían lo propio a ella y me pedía ayuda me limitaba a decir: “ya te lo dije”.

Le mentí y le dije que me iría a Berlín, nunca le dije a dónde iría exactamente, no quería mantener ningún contacto con ella cuando me fuera de la casa.

Cuando me decía que pasaría hambre porque en Berlin no había trabajo o porque los españoles tenemos fama de vagos, le dije que ya me buscaría la vida. Mantenía una postura estoica ante sus ataques, lo cual la quemaba por dentro. Quería atacar y que yo me defendiera para mostrarse como víctima. El hecho de que no le entrara en el juego solo hacía que ella se calentara más y más.

Por consiguiente ella acabó terriblemente cabreada por intentar joderme sin resultado y yo conseguí mi objetivo, irme a una destinación mejor.

Realmente lo de irme a esa ciudad y empezar de nuevo, era lo que me hacía seguir con mi vaga a la japonesa y mi actitud estoica, y el hecho de ver que ella se quemaba por no saber qué hacer para cabrearme, todavía alimentaba más mis fuerzas.

Resultado de mi plan maquiabélico = mi libertad 🙂

Esta era la canción que me recuerda a mi plan y que hace me salga una sonrisa cada vez que la escucho:

Advertisements

2 thoughts on “mein Kampf vol.I

  1. admiro tu valentia para enfrentar a la bruja…en mi caso me falto valor tal vez o quizas soy muy orgullosa y no queria dejar que una bruja como ella me hiciera regresar a mi pais….sali victoriosa de ese antro, aunque extrano a la demonio chico de Nadja, pero me da pena haberte dejado pasar por esto…debi haberte advertido lo poseida que ella estaba….todo lo que te conte no era suficiente con todo lo que vivi con ella, pero yo no tengo el talento para contarlo con tanta gracia…en el fondo yo soy la culpable de hacerte caer en eso… y de ser complice del crimen de Cortney que en paz descanse….lo siento mucho, espero puedas perdonarme algun dia por no haberte salvado cuando era el momento

    • yo tenía otros recursos, mi situación era diferente y además… ya me conoces, tengo poca paciencia para aguantar las tonterias de la gente.
      Yo admiro la forma con la que tu te enfrentaste, tener que aguantar a la bruja un año entero sin poder huir y mantener la cordura es digno de admirar.
      Tu tenías otros recursos para enfrentarte, y creeme, si no hubiera tenido la oportunidad de irme, hubiera empleado otro tipo de armamentística. Como bien sabes, la bruja tiene muchos puntos flacos que saltan a la vista.
      No te sientas mal tampoco por no advertirme, que de hecho si que lo hiciste.
      Yo ya sabía dónde me metía, lo que estaba demasiado ofuscada con el tema del paletazo con el que salí aquel año, como para preocuparme de la que se me avecinaba (que por cierto, gracias a la mala leche de la bruja superé antes el bajón XDD Dejé mi depresión para centrarme en la supervivencia XDDDDDD).
      Sobre el crimen de Courtney tssssst!!! es algo que debemos guardar en secreto!
      Ella lo hubiera querido así! En Kaarst en casa de mi nueva y genial Gästefamilie me encontré con Courtneys a tutiplén XDD, el primer día ya maté a una que se coló en mi habitación y se puso… delante de mi cama!!!! Tuve cierto déjà-vu… XD

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s