¿Quién quiere comer chocolate?…

… o en su versión alemana “wer möchte Schokolade essen?”.

Con este juego acabaron mis clases de español en el que fue “mi Vietnam”, Bensheim, en enero de 2009.

Aquel día tras comer deprisa y corriendo con el chico, me puse a pensar, cómo hacer la última clase de español más amena para mis dos monstruos.

Hice una pequeña lista con várias pruebas entre las cuales incluía preguntas sencillar en español y remataba “el concurso” con vários trabalenguas que los peques tendrían que recitar para conseguir el premio final.

La chica le ponía empeño en lo de aprender español y además había hecho un cursillo durante el verano.

El chico era más perezoso pero aún así, fui algo compasiva con él, a parte de que ese día mostró verdadero entusiasmo ya fuera porque le gustaba competir (si, si, eso lo utilicé en mi favor para que estudiara y se centrara en clase) o porque el premio le gustaba XD

Me encargaba de formular una pregunta en español a la cual tenían que responder y por cada pregunta acertada se llevaban una bola de chocolate.

Tras las 10 primeras preguntas, venía la ronda del participante más rápido, en la cual yo soltaba una pregunta al aire sobre las tradiciones de España y el que la acertara más rápidamente se llevaba 2 bolas de chocolate. En caso de que contestaran en español, se llevaban una tercera bola de premio.

Por último, llegó la prueba final, en la que tenían que recitar trabalenguas. Si lo hacían correctamente 2 bolas, si tenían una falta o máximo 2, 1 bola.

Y la pregunta final era el trabalenguas de el perro de San Roque. El que lo pronunciara mejor, recibía 2 bolas y el que no 1. Para esta prueba y siguiendo las normas del concurso, solicité la ayuda del comodín, así que la bruja hizo de arbitro y eligió al que mejor pronunció.

El muchacho no ganó tantas bolas como la chica y para mi sorpresa no se puso envidioso.
Todos lo pasamos bien y nos reímos mucho en esta última clase , ya fuera porque yo me lo pasé pipa imitando a Carlos Sobera (con levantamiento de ceja incluido), o ellos picandose de broma por conseguir más bolas o por el final del “concurso” cuando acabamos disfrutando de las chucherías 🙂

Reconozco que fue uno de los mejores momentos que pasé en Bensheim 🙂

Advertisements

2 thoughts on “¿Quién quiere comer chocolate?…

  1. a quien le hiciste clases …. yo no tuve la misma experiencia con mis alumnos en Bensheim… pero tenia 8 alumnos y solo uno logro pronunciar bien mi apellido…. la mejor resulto ser Nadja con su ” que pequeño el mundo es”… y “mami que sera lo que quiere el negro” que nunca supo que significaba pero sabia que yo la cantaba pa burlarme de ella

    • le di clases particulares a Julien y a Helen. El resultado fue que Julien solo se lo tomó en serio cuando hice el concurso de “wer möchte Schokolade essen?” , me sorprendió cuando casi pronuncia correctamente lo del perro de san roque, por lo cual le dí chocolate extra.
      Con Helen no debía preocuparme pues la chica aprendía rápido y bien. Me dejó alucinada cuando cantamos villancicos en navidad.
      Sobre Nadja… aluciné el día en que hablé por telefono en catalán y pilló un par de frases. Esa niña es una crack!

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s