y tu, eres feliz?

Pocas veces en la vida me he encontrado ante personas que me hayan dejado tan fuera de juego al saludarme sin conocerme de nada.

En este caso el señor Kenneth P.Morse fue quien consiguió hacerlo de la manera más sencilla posible, se limitó a preguntarme “hi Marta, are you happy today?”

Quizás os penseis que la pregunta era de las típicas que podeis contestar con una sonrisa y afirmando, pero fue la primera vez que tuve la sensación que ese hombre podía ver si le estaba tomando el pelo o no, era como si com su mirada pudiera escanear mis pensamientos.

En aquel momento yo estaba pasando una época de mucho estrés y me limité a sonreír y afirmar que todo iba de perlas.

Como he dicho anter, me dió la sensación que el sr.Morse tenía esa habilidad porque reiteró con un “really?” y cada día me hacía la misma pregunta al entrar en Geeks&C.O.

Tras mi regreso de Essen, como ya conté, no iba muy bien de ánimos y me planteé que quizás el hecho de que yo no estubiera bien, no estaba solo basado en los factores que me molestaban en ese momento sino que también había el hecho de que lo estaba mirando todo desde una perspectiva equivocada.

Estaba centrándome en lo típico que a uno se le pasa por la cabeza cuando algo no va bien: “¿poqué yo?, es injusto! estoy harta, etc…

No sabría decir cómo ni exactamente cuando que decidí que ya había bastante de seguir comportándome así, y fue entonces cuando vi que lo que tenía que hacer era “fluir”.

Tenía que dejar de torturarme ante cosas que estaban más allá de mis capacidades y que por consiguiente no podía solucionar y centrarme en qué es lo que podía solucionar y que herramientas tenía.

Por ejemplo, mi cuerpo me estaba pasando factura por los nervios acumulados en aquellos días, así que opté por hacer algo que me ayudara a desconectar, en este caso ir en bici.

El siguiente paso fue decidir qué otros problemas me rodeaban y qué podía hacer para solucionarlos.

Y tras meditar un par de días, el segundo paso fue optar por mi independéncia.

Tras eso, pensé en otra cosa que me hacía feliz, dibujar pero esta vez lo iba a hacer en otro entorno, o en mi habitació recluída del mundo o… yendo al Parc de la Ciutadella.

Para mi sorpresa, hace unos días un amigo me recomendó este artículo , y tras verlo me di cuenta de que sin querer y de manera inconsciente, estaba yendo por fin por el buen camino.

Ayer empecé su libro y de hecho me impresiona ver la forma en que tendemos a reaccionar ante ciertos estímulos, ya que a veces más que intentar sortear los peligros, parece que vayamos de cabeza a ellos.

En resumidas cuentas, creo que todos deberíamos detenernos y hacernos la pregunta que me hico el sr.Morse y analizar de qué manera solucionamos los problemas que nos angustian, ya que a veces hacer una pausa puede ayudarnos a despertar y ver si nos vamos de cabeza a la boca del lobo o si vamos bien.

CaRpE Diem

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s