saltando al otro lado

Desde que regresé de mis vacaciones a Essen y decidí cambiar mi forma de hacer las cosas, que todo ha ido a mejor.

Nuevas experiéncias, nuevos retos, nuevas formas de afrontar los problemas…

Digamos que antes me limitaba mucho a quedarme sentada sin actuar a esperar a que siempre fueran los otros los que dieran el primer paso y a partir de ahí ser yo quién decidía si daba el segundo o si me quedaba a la expectativa. Era una mera espectadora de mi propia vida.

El hecho de mudarme, fue para mi una forma de romper  con esa actitud que me estaba apagando lentamente. Se trataba ponerse encima del escenario de un salto, de ser yo quien tomara las decisiones de las cosas que iban a pasar, de ser yo quien iba a cortar el bacalao y aceptar lo que quiera que resultara de todo eso.

Es cierto que me he llevado algún rapapolvo debido a mi inexperiencia en ciertos menesteres, pero creo que la cosa no me ha salido nada mal.

Tras mi regreso de Alemania en 2009, Barcelona se me presentaba tediosa, aborrecible… y de ahí que afrontara lo de mi mudanza con ciertas reservas, hasta que opté por aceptar con todas las de la ley, una gran frase que me dijo mi tío cuando nos contaba un percance en sus vacaciones hacia Turquía “teníamos dos opciones: 1 amargarnos alli dónde estabamos pensando en lo que hubieramos hecho en el otro sitio, o bien intentar todo lo que pudieramos del lugar en el que nos encontrabamos”.

Pues bien, eso es lo que estoy haciendo y la verdad es que me está quedando un buen sabor de boca: concierto de Oceansize y Vessels, WordPress, Artfutura, experimentos fotográficos en la Boqueria, gente nueva , birrerías, cine a tutiplen (festival de Sitges y festival de Sants), …

E incluso me queda tiempo para estudiar!

Además de todo esto, dispongo de tiempo para estudiar a mi manera (siempre me ha ido el rollo autodidacta) y aunque sigo teniendo pendiente la asignatura de encontrar un curro nuevo (reconozco que las cosas están muy feas, pero no por eso voy a tirar la toalla), empiezo a entender de que va el rollo este de ser felíz .

Supongo que el hecho de que F me dijera que “tenía la sensación de que vivía con la cabeza demasiado al futuro y que por ello no disfrutaba del presente”, es lo que me ha dado el último zarandeo para despertarme de toda la tontería que arrastraba .

Mis planes para regresar a Alemania siguen ahí, reconozco que hecho muchísimo de menos a K, pero ahora debo vivir mi vida aqui y es hora de que empiece a disfrutar de lo que Barcelona tiene por ofrecerme.

Ad astra per aspera

PD: Gracias F por darme el último zarandeo que necesitaba, gracias por ser como eres 🙂

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s