Verdades como puños: “frases que nunca deben decirse” vol.I

De pequeños nos enseñan que no está bien ir por el mundo pegando al prójimo, insultando a los demás o los hay que llegan a un nivel más elevado e incluso aplican aquello de “si no tienes nada agradable que decir, no digas nada” (esto último solo suele aplicarselo el 10% de la población…).

Esta muy bien también que nos hayan enseñado modales y todo lo que he mencionado anteriormente pero creo que hay un conjunto de frases que cierta gente suele utilizar para sacarse los problemas de encima y dejar a la persona a quien va dirigida con un cabreo todavía más notable.

Voy a anotar estas frases para que os hagais una idea de lo que siente el prójimo cuando las escucha:

1- ” es que yo… soy así” : que traducido vendría a ser “soy así de (insertar el adjetivo para definir a esa persona que os parezca más adecuado en esa situación) y no voy a cambiar, el problema es tuyo por no aceptarme”. Si a esto le acompañamos con un “es que no es justo que me pidas que cambie”, tenemos el combo perfecto para que consigais ver el Berserk que llevo dentro. Sí, ya sé que eres así, y si justamente te estoy echando bronca, es justamente para que espaviles de una vez! Este tipo de respuesta en caso de que la persona me importe, acaba haciendo que opte por alejarme de esa persona sin mediar palabra y cortar el contacto por no decirle alguna barbaridad y acompañarlo con un “lo siento, no me he podido agunatar de decirte ese improperio, es que soy así!”.

 

2- “El problema no eres tu, soy yo.” y suele ir acompañado por “Eres una persona perfecta genial, inteligente, interesante, etc…”. Esto suele emplearse cuando alguien nos deja, que en cierta forma, se entiende que estas situaciones son complicadas y que lo que se intenta siempre (salvo en casos en que la relación esté muy deteriorada) es acabar lo mejor posible.  Vamos al analisis: está claro que quien tiene el problema es la persona que nos deja, de lo contrario no lo haría, pero… hace falta que sea hipócrita al hacerlo?

Soy una persona que me gusta que la gente sea directa conmigo, no me va que me dejen porque hago algo que molesta o que no soy la media naranja de la persona en cuestión y que me suelten acto seguido flores. No le veo ningún tipo de sentido y lo único que hace es hacerme sentir estúpida. Por muy colgada que esté y por muy en frío que me coja el tema, prefiero que la persona sea clara y me diga el porqué , antes de que me venga con ese tipo de discursitos. Me gusta la gente coherente.

3- “es que tiene que salir de tí”: típica escena en que alguien está enfadado con nosotros, y a través de contestaciones secas y reacciones evasivas, detectamos que algo no anda bien. Preguntamos una vez , otra, otra , y otra… y recibimos siempre la misma respuesta “¡nada!” en un tono seco.

Al final y por el motivo de que estoy cansada de aguantar situaciones pueriles, optamos por pasar página y dejar que si esa persona tiene un problema con nosotros se arme de valor y nos lo diga (lo veo más coherente que entrar en una espiral de una conversa basada en una batería prolongada de preguntas que reciben respuestas monosilábicas).

Llega el día en que esa persona estalla y nos empieza a abuchear de mala manera. Cansados de tanta tontería, le hacemos callar preguntando “si tenías X problema conmigo, porqué no me lo decías?”, a lo cual nos responden con un “es que yo no te tengo que decir nada, eso TIENE QUE SALIR DE TÍ!”.

A ver , tiempo muerto… ¿qué tiene que salir de mí?

Nos hemos tirado semanas preguntando el porqué del refunfuño de esa persona y ahora nos sale con que tiene que salir de nosotros el tener un scanner psicológico que nos permita saber qué le pasa exactamente a esa persona en ese preciso momento y lo más importante, saber cómo solucionarlo.  Paren el mundo que yo me bajo!

Cuando llega fin de año la gente suele proponerse bajar de peso, dejar de fumar, ahorrar, etc… desde hace dos años mis propositos han sido bien distintos: 1) dejar de callarme las cosas y ser más directa , 2) si alguien está enfadado conmigo y hago 3 amagos por solucionar el tema y me sale con un “nada!”, acepto el nada como respuesta y paso de esa persona.

4) “es que ahora tengo muchos problemas y quiero centrarme en mi mism@. Lo siento”: o traducido “me da igual que hayas tenido un problema por mi culpa, voy a seguir centrándome en mi mundo”. Esta te la suele soltar una persona que te ha ocasionado problemas y que tras ver que la solución de este supera su límite de esfuerzo, para salir airosa, te suelta esta perla, para lo cual solo se me ocurre una solución: mandar a la persona al cuerno sin remite.

5) en postales o en descripciones de un tercero, alguien va y suelta un “fulanito de tal, amigo de sus amigos…”.  Es obvio que es amigo de sus amigos, de quién si no lo iba a ser? Es otra de esas grandes frases que no dicen nada absolutamente, pero que a la gente le parecen bonitas.

6) “estás durmiendo?”: obviamente te la preguntan cuando estás durmiendo y la persona solo deja de zarandearte cuando ha conseguido que te despiertes para soltar un “ayyyyy, lo siento! sigue durmiendo, sigue! ya te lo contaré mañana!”, con lo cual no solo acabais cabreados porque os acaban de despertar, sino también porque encima de haberos despertado os han dejado con la intriga.
Estas son las frases que suelen molestarme más, si se os ocurren más estaré encantada de comentarlas en esta nueva sección que he titulado “Verdades como puños”.

 

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s