Antiobsoleticismo Vol.II

Ayer por la noche tal y como dije hace un par de días, vi el programa “sense ficció”, en el cual se emitió el documental “comprar, llençar, comprar” de Dannoritzer  sobre el consumo .

En el documental se comentaban además de los temas que ya os dije en el post anterior, que los deshechos del primer mundo (sobretodo relacionados con aparatos electrónicos), van a parar al tercer mundo, generando vertederos descomunales, dónde antes había campo.

Los habitantes de estas regiones pobres, se ganaban la vida actualmente recogiendo chatarra y vendiéndola, arriesgándose a coger cualquier enfermedad o incluso intoxicarse por los gases que pueden desprender algunos artílugios.

Se veía a niños recorriendo esos vertederos descomunales descalzos y los cuales al ser entrevistados iban tosiendo de vez en cuando a consecuéncia de los residuos.

Al ver todo aquello, me planteé hasta qué punto iba a llevarnos el seguir consumiendo de esa manera.

Hoy en día solo una pequeña parte de la población mundial tiene acceso a ese tipo de bienes, pero en caso de que otros países entren en la rueda del capitalismo de la manera brutal en que lo estamos haciendo nosotros, cómo va a acabar todo esto?

Hasta cuando vamos a poder llevar este ritmo desenfrenado de consumo y tendremos tiempo a recapacitar y buscar alternativas antes de que todo esto acabe con nosotros y con lo que nos rodea?

Otra cosa que me llamó la atención de este documental, es el chip de caducidad que llevan la mayoría de aparatos electrónicos.

Este chip lo que hace es que al cabo de X tiempo (eso lo determina el fabricante), si tu aparejo no ha mostrado ninguna avería porque lo has cuidado, este deja de funcionar, con lo cual tienes que volver a comprarte uno nuevo y asi seguir alimentando esta rueda consumista.

En este programa salía un chico que preocupado por esto, empezó a buscar por la red alguna solución a su problema (en este caso una impresora para cuya reparación le pedían muchísimo más del precio completo de esta, vamos que le salía más a cuenta comprar una nueva).

Tras buscar durante un tiempo, el muchacho dio con un sistema que bloqueaba el chip de caducidad, y el cual tenía que ir actualizando cada x tiempo, para que su impresora siguiera funcionando.

Me he propuesto buscarlo yo también, creo que hay un montón de cosas que podría conservar gracias a este chip`, ya que por lo general soy muy cuidadosa con los objetos que poseo.

En caso de encontrarlo, os lo comunicaré para que todos aquellos que querais instalaroslo y romper con esta rueda consumista, podais hacerlo sin problemas (en caso de ser al contrario, avisadme eh 😉 ).

Y en fin me temo que esto es todo por hoy.

Os dejo con otro reportaje de Dannoritzer 😉

 

ad astra per aspera

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s