Ich kapituliere nicht

Allí estaba yo, devorando un cruasán de chocolate mientras le enseñaba a mi padre una hoja con datos sobre mis planes.

Normalmente suelo mostrar cara de felicidad mientras realizo tal cosa, pero en este caso, mi cara era más bien de resignación. Tenía la sensación de haber invertido los últimos años de mi vida en meterme en un callejón sin fondo y para postres, mi padre ya me lo había advertido.

No obstante orgullosa como soy, me empeño en seguir adelante y en que esta sea una de las pocas veces que llego a acabar algo con relativo éxito, me estoy refiriendo a mi carrera de filología alemana.

La empecé sin saber ni jota de alemán. y por consiguiente durante los 3 primeros años de estudiar la lengua de Nietzsche, se me hacía una montaña imposible de escalar el hecho de que algún día me llegara a comunicar a velocidad normal con un nativo… por no hablar de la construcción gramatical.

A día de hoy han pasado muchas cosas durante mi proceso de aprendizaje: he aprendido otros idiomas junto con el alemán, he conocido gente nueva gracias a la lengua y lo que me resulta todavía increible, ME PUEDO COMUNICAR CON GERMANO PARLANTES!

Todavía recuerdo el día que expliqué en alemán el funcionamiento del “pronom feble” catalán a I… Eso si que fue rizar el rizo (más que nada porque nunca antes me había atrevido a explicarselo a un catalanoparlante …) y lo mejor es que tuvo éxito!

Ahora, me encuentro a un año de acabar esta carrera y veía mi futuro en Alemania tremendamente próximo pero tras las estadísticas del instituto de empleo alemán que nos proporcionaron en la conferéncia en la Goethe, me siento más perdida que nunca.

Quieren gente especializada en estudios de ciéncias o tecnología.  Los lingüístas no podemos subirnos  este carro a no ser que cambiemos de estudios.

Después de todo el esfuerzo invertido en F.Alemana, me niego a tirar la toalla ahora. Voy a acabar la carrera y creo que sé cómo podría sacarle provecho al tema.

Cómo muy bien sabeis, en nuestro país no somos mundialmente conocidos por nuestra facilidad por aprender idiomas. Por suerte es algo que no se me da mal, asi que… porque no intentar enseñar a mis paisanos el idioma especializado en vocabulario tecnológico?

Este sería mi primer paso antes de meterme en el que creo que ha sido el sueño de mi padre… ver cómo uno de sus retoños no solo llega a la universidad , sino que encima se autosomete a la tortura de estudiar ciéncias.

Solo he visto  a mi padre entusiasmado ante uno de mis proyectos: cuando le dije que me metía a filología alemana y cuando le he insinuado que tras estudiar esto, me voy a meter en una carrera de ciéncias.

El buen hombre alucinó y enseguida se prestó a mostrarme sus manuales de programación para que no andara tan pez al iniciar mis futuros estudios.

Realmente no tengo aún muy claro en que fregao me voy a meter en cuanto acabe filo. alemana.

Por ahora solo sé que quiero cambiar mi curro actual y que no quiero pasarme el resto de mi vida haciendo curros cutres de recepcionista, que quiero acabar la carrera y que este verano voy a intentar hacer un curso de lenguaje tecnológico en Aachen para ver que tal se me da el tema (así voy viendo por dónde van los tiros y si sacaré provecho como profe de alemán para ingenieros) y si me interesa (asi de paso visito a mis amiguitos de la cuenca del Rin 🙂 ).

Estoy acojonada, pero ich kapituliere NIEMALS!

 

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s