Radiografias de personalidad

Como muchos de vosotros ya sabéis, hace un par de semanas me embarqué en un curso de liderazgo que ofrecía AIJEC.

Mis motivaciones para este curso eran várias: aprender a gestionar a la gente y para que engañarnos, espero y confío en trabajar de algo más que de recepcionista o secretaria algún día (al tanto que no estoy menospreciando este tipo de trabajos,  simplemente quiero hacer algo nuevo).

Si os soy franca y teniendo en cuenta dónde se realiza el curso, me esperaba encontrarme con una aula repleta de gente pedante y que solo estuviera interesada en temas económicos (lo que popularmente se conoce como fantasmas o perfil 2 de eneagrama).

Para mi sorpresa me encontré con gente la mar de maja y de lo más variopinta.

Una de las normas que nos impuso nuestro couch desde el primer día es que estaba terminantemente prohibido juzgar a los demás y sobretodo, que lo que quiera que pasara en el aula, se quedaba en el aula.

La verdad es que resulta de lo más extraño que te suelten eso en un curso, pero como todo en esta vida, tenía una buena causa.

Lo primero que hizo nuestro couch fue pasarnos unos tests de ecología de vida, MBTI y otro de inteligencia emocional.

La finalidad de esos tests era conseguir un “retrato completo” de nuestros rasgos de personalidad para poder saber cuáles son nuestros puntos fuertes y cuáles tenemos que reforzar.

También nos hemos ayudado de los eneagramas, los cuales suelen mostrar un retrato bastante fiable del perfil de la gente (en este caso, el link es solo para que os hagais una idea de los perfiles que hay).

Lo bueno de los eneagramas es que te permite saber como afrontas tus problemas y también, con algo de observación, consigues averiguar cuál es el de los demás y cuál es la mejor manera para empatizar con ellos.

Para seros franca, me he pasado todo este fin de semana observando a gente en el evento medieval al que acudí con mi clan vikingo y no podía evitar ir diciendome a mi misma: este chico de aqui es un 5, ahi va un 7, espera aqui va una 9 que está ayudando a un 2 que anda algo perdido…).

Lo mejor de todo esto es que también hemos tratado técnicas de PNL (de hecho hoy vamos a empezar con el metalenguaje, tema que conozco un poco) para poder mejorar nuestras habilidades comunicativas.

Además de estar consiguiendo herramientas para enfrentarme al mundo laboral, siento que es la primera vez que entiendo el porqué de muchas de las reacciones que he tenido cuando en el pasado he perdido el control, en concreto en septiembre cuando si no llega a ser porque me pararon los pies hubiera mandado mis estudios al cuerno.

Otra cosa también muy positiva y que me ha hecho sentir también muy relajada, es el hecho de que este fin de semana realicé un par de experimentos con los conocimientos adquiridos en el curso con unos amigos y el resultado ha sido de lo más beneficioso.

He conseguido que se sintieran algo mejor haciendo que fueran ellos mismos quien utilizaran sus propias herramientas (confieso que soy egoísta y me mola el subidón que me da el ayudar a la gente a sentirse mejor).

En definitiva puedo afirmar que el proyecto 180º me está ayudando a dar un cambio positivo enorme al igual que también estoy aprendiendo el porque cierta gente actua de la manera en que lo hace (le veo algo más de sentido),  gracias a este curso y lo mejor es que esto es solo el principio.

Veremos qué tal va la clase de hoy 🙂

Ad astra per aspera

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s